IDENTIFICÁNDOTE CON LO QUE LEES

//WEB MAGAZINE//

En el Matacandelas hubo fuego el 23 | Revista Noise Armada

Todas las fotografías realizadas por: AnnyMedia

Una noche inolvidable quedó en la retina y los corazones de los asistentes a la oscurisima.

4 agrupaciones y un solista hicieron de la noche del 23 una noche para no olvidar. Familiares, amigos y conocidos esperaban con ansías tan anhelado momento en el que 3 grandes bandas de la ciudad, más dos invitados de lujo, dieran inicio a un show sin precedentes. Se reunían en uno de los míticos teatros de la ciudad, el Matacandelas, Código Rojo, Johnie All Stars y Comandante Cobra, todas con la insignia de presentar sus más recientes álbumes de estudio. Pero no estarían solos, como se dice coloquialmente "calentando motores" se contaría con la participación de Lelo, artista invitado, y Los Hijos De Papi Y Mami, banda ganadora del concurso realizado por la organización.


Lelo, como era de esperarse, puso a suspirar a más de uno con sus icónicas canciones, haciendo que los espectadores al unísono corearon, grabaran y dedicaran sus canciones. Temas como "Te equivocas si no crees", "Nudos", su más reciente sencillo "Buscando la felicidad" y por su puesto "Otra canción de lo mismo" provocaron que las sensaciones estuvieran a furor siendo él quien con su música animara a los asistentes.

LHDPYM no dejaron caer el ánimo y con ese poder que los caracteriza hicieron de las suyas en tarima con canciones rápidas y contundentes. Ellos animaron mucho más a la gente, tanto que el pogo se armó de la mejor manera. Muy recomendados tanto para escucharlos como para verlos en vivo.

A tarima uno de los de la oscurisima, la berriondera feroz decía presente y sus arrolladores sonidos se apoderaron del teatro mediante letras de protesta, guitarras y baterías contundentes, bajos potentes y una línea de vientos que hacía vibrar a todos los allí presentes. Canciones ya conocidas de su Ep y las esperadas de su primer larga duración fueron coreadas de principio a fin sin importar el cansancio.


Una banda que se presenta por si sola encabezada por alguien que muchos admiramos y respetamos; Johnnie al escenario y se desencadenan los gritos, empujones y todo el furor que este sexteto produce. Canciones de ayer, hoy y siempre retumbaron en los rincones del recinto bajo la consigna de que ¡Esto es rock and roll!, por más que su nuevo disco se titule "El rock está muerto". Ahí estaba más de uno recordando las épocas de Johnie Walker y lo que ahora, con un sonido más maduro, muchas historias por contar y otras por gritar, regino y compañía nos cantaban en la cara.

La noche iba llegando a su final no sin antes, así el calor y el agotamiento ya hiciera de las suyas, viéramos nuevamente a Código Rojo, quienes con antelación anunciaron sobre el que quizá sería el último show por un muy buen tiempo. Un show plagado de amor, desamor, crudeza pero por encima de todo de amigos, esos que crecimos escuchando su música, los mismos que en la adolescencia gritaron "El colegio" y más adelante con su puño arriba cantaban "4 años más" y que por supuesto dedicaron "no sé si tenga la suerte". Ahora con un álbum más encima y luego de este impecable presentación para Código fuel el momento de decir "nos volveremos a ver" como dice la Moji.

Gracias a las bandas, la organización, el backline, el teatro Matacandelas y a cada persona que puso su esfuerzo para que este evento tan brutal quede en la memoria de todos aquellos que amamos la música independiente. ¡Larga vida a la música local!

Entradas destacadas